Preguntas frecuentes

Es común y normal que a la gente se le diculte saber qué es cierto y no lo es en cuanto al cáncer, debido a que muchos rumores y mitos sobre esta enfermedad. En ésta sección se resumen algunas de las preguntas más comunes que la gente tiene sobre el cáncer.


acerca del cáncer
P:
¿Qué tan común es el cáncer?
R:

Alrededor de la mitad de todos los hombres y una tercera parte de todas las mujeres padecerá cáncer en algún momento de sus vidas.

El riesgo de padecer la mayoría de los tipos de cáncer se puede reducir mediante cambios en el estilo de vida de la persona, por ejemplo, mantenerse alejado del tabaco, limitar el tiempo de exposición al sol, hacer ejercicio y tener una alimentación sana.

Además, se pueden hacer pruebas de detección para algunos tipos de cáncer de modo que se puedan encontrar lo antes posible (mientras esté pequeño y antes de que se propague). En general, mientras más temprano se detecte el cáncer y se comience el tratamiento, mayores serán las probabilidades de vivir por muchos años.

P:
¿Quién puede llegar a tener cáncer?
R:

Cada año se diagnostican más de un millón y medio de nuevos casos de cáncer. Cualquier persona puede padecer cáncer a cualquier edad, aunque el riesgo aumenta a medida que envejecemos. Alrededor de 78% de todos los casos de cáncer se diagnostican en personas de 55 años o más. El cáncer puede presentarse en todos los grupos étnicos y raciales, aunque la tasa de incidencia varía de un grupo a otro.

P:
¿Cuántas personas que actualmente están vivas han tenido cáncer alguna vez?
R:

En años pasados, la mayoría de las personas que tenían cáncer no vivían mucho tiempo, pero esto ya no es así. Cada año, más y más personas sobreviven al cáncer. Este es especialmente el caso para los niños con cáncer y aquellos cuyos cánceres fueron encontrados temprano, antes de que se propagaran.

Las tasas de supervivencia son diferentes para las personas con diferentes tipos de cáncer. Algunos tipos de cáncer crecen muy despacio. Algunos responden al tratamiento muy bien. Otros se desarrollan y se propagan más rápidamente, siendo más difíciles de tratar. Si usted conoce a alguien que padece cáncer, recuerde que lo que le sucede a esa persona puede ser muy diferente a lo que le sucede a otra con otro tipo de cáncer.

P:
¿Cuáles son las causas del cáncer?
R:
Hábitos

Algunos cánceres son ocasionados por los hábitos de las personas o por cosas a las que se exponen ellas mismas.

Consumo de tabaco

El tabaco puede causar cáncer de pulmón, boca, garganta, riñón y vejiga, y de muchos otros órganos. Por supuesto que no todas las personas que fuman padecerán cáncer, pero sí aumenta signicativamente el riesgo. Además, aumenta la probabilidad de padecer enfermedades cardiacas y de los vasos sanguíneos.

Exposición a rayos UV

Pasar mucho tiempo bajo el sol sin protección puede causar cáncer de piel. El melanoma es una forma de cáncer de piel muy grave que se asocia con la exposición a la luz solar y las camas bronceadoras.

Radiación

La radiación puede causar cáncer. Las personas expuestas a un escape de radiación (también conocido como lluvia radiactiva) tienen un riesgo mayor de cáncer que aquellas personas que no fueron expuestas. En raras ocasiones el tratamiento de radiación para un tipo de cáncer puede causar otro cáncer que surja muchos años después. Es por esta razón que los doctores y dentistas usan la menor dosis de radiación posible en las radiografías y captura de imágenes (mucho menor que la dosis que se usa para el tratamiento contra el cáncer).

Carcinógenos (sustancias que causan cáncer)

La exposición a químicos o trabajar con ellos puede aumentar el riesgo de una persona de padecer cáncer.

Herencia Familiar (Genes)

Alrededor de 5 a 10% de todos los casos de cáncer están relacionados con genes que se heredan de los padres.

P:
¿Pueden las lesiones causar cáncer?
R:

Es un mito común que las lesiones pueden causar cáncer. La realidad es que las caídas, los moretones, las fracturas de hueso u otras lesiones no han estado asociadas con el cáncer. Podría ser que a veces una persona consulte con su médico por algo que considera que sea una lesión y se descubra en ese momento el cáncer, pero la lesión no causó el cáncer; el cáncer ya existía. También sucede que a veces una persona recordará una lesión que le pasó hace mucho tiempo en el lugar en donde se le detectó cáncer.

P:
¿Puede el estrés causar cáncer?
R:

Se ha realizado investigación para ver si hay alguna conexión entre la personalidad, el estrés y el cáncer. No hay evidencia cientíca que demuestre que la personalidad o perspectiva de una persona afecta el riesgo de cáncer.

Se sabe que el estrés afecta el sistema inmunológico, el cual es componente importante para la defensa del cuerpo de agentes externo e internos.

P:
¿Cuáles son los factores de riesgo para el cáncer?
R:

Un factor de riesgo es aquel que está vinculado a su probabilidad de tener una enfermedad, como el cáncer. Los distintos tipos de cáncer tienen diferentes factores de riesgo.

Sin embargo; el tener un factor de riesgo, o incluso muchos, no signica que una persona padecerá cáncer. Algunas personas con uno o más factores de riesgo jamás desarrollan la enfermedad, mientras que otras que tienen cáncer no presentaron factores de riesgo conocidos. Aun cuando un paciente que tiene un factor de riesgo es diagnosticado con cáncer, no hay manera de probar que realmente el factor de riesgo fue lo que le causó el cáncer.

Algunos de los factores de riesgo principales para el cáncer que se pueden controlar:

  • El consumo de tabaco
  • Alimentación
  • Actividad física
  • Peso
  • Consumo de alcohol
  • Exposición al sol
  • Exposiciones a radón, plomo y asbesto
  • Infecciones a virus de hepatitis, VPH y VIH.
P:
¿Es contagioso el cáncer?
R:

En el pasado, las personas a menudo se mantenían alejadas de alguien que padecía cáncer, porque tenían miedo de “contagiarse”. Pero el cáncer NO ES CONTAGIOSO. Usted no puede contagiarse de alguien que ya lo tiene. Usted no se contagiará de cáncer si permanece cerca o toca a alguien con cáncer. No tenga miedo de visitar a alguien con cáncer; ellos necesitan su apoyo y el de sus familiares y amistades.

P:
¿Se puede prevenir el cáncer?
R:

No existe manera de asegurar que no nos de cáncer, aunque si se pueden tomar medidas para reducir sus probabilidades de padecerlo (factores de riesgo).

  • No consumir y evitar la exposición de humo de tabaco
  • No consumir o limitar el consumo de alcohol
  • Evita la exposición a rayos ultravioleta (UV) y luz solar
  • Una buena alimentación
  • Vacunas contra infecciones de VPH (virus del papiloma humano)
  • Detección temprana (someterse a pruebas periódicas de exámenes de detección del cáncer).
tratamiento
P:
¿Cómo se diagnostica el cáncer?
R:

Los signos y los síntomas que presenta una persona no son sucientes para saber si padece o no cáncer. Si su médico sospecha que usted tiene cáncer necesitará hacerse más pruebas, tal como radiografías, análisis de sangre, o una biopsia. En la mayoría de los casos, la única manera de asegurarse si se trata de cáncer es mediante una biopsia.

P:
¿Qué es una biopsia?
R:

Una biopsia es un procedimiento médico en el cual se extrae un fragmento de la protuberancia o el área anormal de tejido y se envía a un laboratorio. Allí, un médico especializado en diagnosticar enfermedades (un patólogo) observa las células con un microscopio para determinar si hay células cancerosas. Si hay células cancerosas, el médico trata de determinar qué tipo de cáncer es.

Los estudios por imágenes (tomografías, radiografías o resonancias magneticas) pueden medir el tamaño del cáncer y a veces pueden mostrar si se ha propagado a los tejidos adyacentes. Asimismo, los análisis de sangre pueden proveer a los médicos información sobre su estado de salud general, cuán bien están sus órganos funcionando e información sobre cánceres de la sangre.

P:
¿Cómo se trata el cáncer?
R:

Los tres tipos principales de tratamiento contra el cáncer son cirugía, quimioterapia y radioterapia. Una persona con cáncer puede que reciba cualquiera o todos estos tratamientos. El equipo de atención médica especialista en cáncer le comentará todas las opciones de tratamiento disponibles. Pero los aspectos y factores más importantes para la elección del tipo de tratamiento son generalmente el tipo y la etapa clínica (cantidad) del cáncer, el estado de salud en general, los posibles efectos secundarios del tratamiento, y las probabilidades de curar el cáncer, controlarlo para prolongar la vida, o de aliviar los síntomas.

Cirugía

La cirugía es a menudo el primer tratamiento si se puede extirpar el tumor del cuerpo. A veces sólo se puede extraer parte del cáncer. Antes o después de la cirugía, se puede usar radiación o quimioterapia para reducir el cáncer.

Quimioterapia

Los médicos usan medicamentos de quimioterapia o “quimio” para combatir las células cancerosas. Generalmente los medicamentos se dan vía oral o intravenosa. Los medicamentos viajan por todo el cuerpo a través del torrente sanguíneo, y pueden alcanzar las células cancerosas que se hayan propagado desde el tumor.

Radioterapia

La radioterapia es un tratamiento que usa rayos de alta energía (como los rayos X) para eliminar o encoger las células del cáncer. La radiación puede provenir de fuera del cuerpo (radiación externa) o de materiales radiactivos colocados en el tumor (radiación interna o implante). El tratamiento con radiación externa es muy similar a someterse a una radiografía. No causa dolor, pero puede causar efectos secundarios.

Terapias dirigidas

Otros tipos de tratamiento de los que tal vez escuche hablar son la terapia dirigida, el trasplante de médula ósea o de células madre y la inmunoterapia. La terapia hormonal es otro tipo de tratamiento que algunas veces se usa para tratar ciertas clases de cánceres de próstata y seno.

P:
¿Cuáles son los efectos secundarios del tratamiento del cáncer?
R:

El tipo de tratamiento que recibe una persona depende del tipo y la etapa (extensión) del cáncer, su edad, su estado general de salud, el historial médico y sus preferencias personales. Cada medicamento o plan de tratamiento tiene efectos secundarios diferentes. Es difícil predecir qué efectos secundarios una persona podría presentar; aun cuando las personas reciben un mismo tratamiento, estas pueden presentar distintos efectos secundarios. Algunos efectos secundarios pueden ser severos y otros más ligeros. Resulta cierto que algunas personas experimentan una etapa difícil durante su tratamiento, pero muchos otros sobrellevan su tratamiento bastante bien. Además, la mayoría de los efectos secundarios del tratamiento se pueden tratar.

Efectos secundarios de la quimioterapia

Los efectos secundarios a corto plazo de la quimioterapia (a menudo tratables), pueden incluir náuseas y vómitos, pérdida de apetito, pérdida del cabello y úlceras en la boca. Debido a que la quimioterapia puede dañar las células hematopoyéticas de la médula ósea, es posible que los pacientes presenten recuentos bajos de células sanguíneas. Esto puede ocasionar:

  • Aumento del riesgo de infecciones (debido a la escasez de glóbulos blancos).
  • Sangrado o hematomas después de pequeñas cortaduras o lesiones menores (por la disminución de las plaquetas).
  • Anemia (a causa de un recuento bajo de glóbulos rojos), lo cual puede causar cansancio, falta de respiración, piel pálida, entre otros síntomas.

La mayoría de los efectos secundarios de la quimioterapia desaparecen al nalizar el tratamiento. Por ejemplo, el cabello que se cayó durante el tratamiento vuelve a crecer cuando termina el tratamiento. Casi todos los pacientes usan pelucas, pañuelos para el cabello (mascadas o bufandas) o sombreros durante este periodo para protegerse y conservar el calor de la cabeza.

Efectos secundarios de la radiación

Los efectos más comunes son la irritación de la piel y el cansancio. Dicho cansancio es una sensación de agotamiento extremo y poca energía que no se alivia con descanso. A menudo perdura por muchas semanas después de nalizar el tratamiento. Otros efectos secundarios también podrían presentarse, dependiendo de la parte del cuerpo que está siendo tratada.

P:
¿El tratamiento contra el cáncer es peor que el tener cáncer?
R:

No. Esto es una creencia de que puede ser peligroso para muchas personas. Al creer que el tratamiento es peor que el cáncer, puede que las personas no reciban los tratamientos que les pueden salvar sus vidas.

Es fácil entender el origen de por qué se tiene esta creencia. A menudo, las personas diagnosticadas con cáncer en etapa inicial no mostraban aún síntomas ni dolencias, o cualquier problema que llegaron a mostrar pudo haber sido pequeño. En las etapas iniciales del cáncer, los síntomas suelen ser menores, si es que los hay, y es a menudo hasta después que se inicia el tratamiento cuando la gente se empieza a sentir mal. Además, es cierto que la quimioterapia, la radiación y la cirugía pueden causar efectos secundarios. Sin embargo, estos efectos secundarios desaparecen tras el tratamiento y éste puede salvar las vidas de muchas personas.

La persona que está considerando rehusarse a recibir tratamiento contra el cáncer debe hablar con el médico para entender claramente los resultados probables tanto de recibir el tratamiento como de no recibirlo antes de tomar la decisión.

Si se le permite al cáncer progresar sin tratamiento, los síntomas se empeoran y se acumulan nuevos síntomas con el pasado del tiempo. Los síntomas son distintos dependiendo del tipo de cáncer y las localizaciones a donde se propaga. Posteriormente en el transcurso de la enfermedad, cuando síntomas más graves comiencen a surgir, puede que el tratamiento curativo no sea una opción.El cáncer causa la muerte cuando invade a órganos vitales (como los intestinos, los pulmones, el cerebro, el hígado, y los riñones), e interere con las funciones del cuerpo que son necesarias para vivir. El cáncer que no es tratado por lo general causa la muerte.

En contraste, el tratamiento contra el cáncer a menudo salva vidas, especialmente cuando el cáncer se detecta y trata temprano. Incluso en los casos cuando no puede curar el cáncer, el tratamiento a menudo puede prolongar la vida. Además, la atención médica siempre puede ser usada para ayudar a aliviar los malestares en una persona al reducir su dolor y otros síntomas. Es importante que una persona conozca el objetivo de cada curso del tratamiento, y que tome decisiones basadas en información a través de toda la experiencia relacionada con el cáncer.

Hay momentos cuando toda persona que recibe tratamiento contra el cáncer pone en duda su compromiso con el difícil periodo de tratamiento y sus efectos secundarios. Algunas veces se desaniman debido a la incertidumbre del tratamiento y piensan si realmente vale la pena. Esto es normal. Puede que sea útil saber que los médicos siempre están aprendiendo mejores maneras de colaborar con los pacientes para controlar los efectos secundarios. Y recuerde que cada año surgen avances en los tratamientos contra el cáncer.

Consulta
P:
¿El Instituto atiende a pacientes de Seguro Popular?
R:

El Instituto atiende a pacientes de Seguro Popular, solo en el Programa de Fondo de Protección Contra Gastos Catastróficos que incluye:

Cáncer Cervico-uterino, Cáncer de Mama, Cáncer de Testículo, Cáncer de Próstata, Linfoma No Hodgkin (Difuso y Folicular)

La atención a estas enfermedades dependerá de la valoración médica y de los requisitos establecidos por el Seguro Popular (Gastos Catastróficos).

P:
¿Costos de tratamiento?
R:

El costo del tratamiento se establecerá en base a un estudio socioeconómico y lo que su médico establezca como tratamiento.

P:
¿El mismo día atienden al paciente?
R:

La preconsulta solo es un método para evaluar su diagnóstico y dependiendo de lo que el área médica determine se le asignará una cita posteriormente para su atención.

Recomendaciones Importantes:

Los servicios que el Instituto ofrece, son a población adulta